UNA NANA PARA EL PASTORCITO



Cae la tarde en la marisma
La aldea quedó en silencio
Y en sus brazos la Blanca Paloma
Al pequeño pastorcillo está meciendo.

Al son de una nana
El pastor se ha dormido
Soñando con esa madrugada
Llena de emoción y gentío.

En el cielo suenan cohetes
El pastorcillo se despierta
Con alegría le dice a su madre
¡Ya están llegando las carretas!

A la entrada de los romeros
El pastorcillo sonríe feliz
Al escuchar con ilusión
Rumores de flauta y tamboril.

¡Ya se va acercando la hora!
Ya se cumplió su sueño
Está saliendo la señora
A hombro de los almonteños.