LA REJA



Envidia tengo de la reja
Que guarda tu rostro divino
Envidia del que te lleva
Y puede estar siempre contigo.

Cuantas manos amorosas
Anhelan tocar tus varales
Mientras sus miradas llorosas
Impacientes sueñan contemplarte.

Cuantos días de espera
Para vivir esa madrugada
Para estar de nuevo en la aldea
Para poder gritarte guapa.

Cuantos vivas y piropos
Guarda tu reja, Rocío
Cuantos cantares y rezos
Alegrías, penas y suspiros.

Miles de peregrinos se acercan
Para rezarte en silencio
Mientras aguardan las arenas
Que llegue el ansiado momento.

El rosario llega a su final
Almonte entra en la ermita
La Reja salta un año más
Sin esperar que amanezca el día.

Cuántas ilusiones y emociones
Hay durante tu larga procesión
Y al atardecer sus corazones
En la reja te dirán adiós.

Un adiós acompañado
De una hermosa promesa
Esperar que vuelva mayo
Para estar otra vez ante tu reja.

No hay comentarios: