CON UN BREVE DIOS TE SALVE



Sevilla, domingo de ramos
El sol, alumbra un nuevo día
Sin querer, mi antiguo barrio
Me invita a vivir con alegría.

Me llevaron mis pasos desde Macarena
Al legendario barrio de San Lorenzo
Pasear por su plaza merece la pena
Aunque no pueda ver a ese Nazareno.

La tarde me dejó una breve inquietud
Sin saber si la iba a poder vivir
Porque en este mágico rincón andaluz
Pasaba Ella, al pié del Guadalquivir.

Han pasado tres años largos
Desde la primera vez que fui a su capilla
Abril me brinda un bonito domingo de ramos
ver a una de las vírgenes más bonitas de Sevilla.

Ella, pertenece a Triana
La llaman Estrella Valiente
Sale de San Jacinto, bajo esas campanas
Que anuncian ¡pronto pasará por el puente!

Hoy, la he visto pasar
Por ese puente trianero
La brisa fresca olía a azahar
Y el río parecía un espejo.

Hoy, he podido contemplar
Esa dulce cara morena
Hoy, de nuevo he vuelto a dejar
Una oración humilde y sincera.

Una oración humilde y sincera
Me hizo sentir una pizca de emoción
Estrella porque pude sentirte muy cerca
Igual que en aquella bonita ocasión.

Solo faltaba una vela
Pá acompañar ese breve Dios te salve
Pero siento que guardaré Mi Estrella
Muy dentro este mágico y bello instante.

Con un breve Dios te salve
Mi Estrella, solo te pido
Como hice en aquel instante
Esas pequeñas cosas que...tanto necesito.

Con un breve Dios te salve
Así terminó mi vez primera
Pero...nunca olvidaré el instante
Que me dejó esta bella primavera.

Con un breve Dios te salve
Acompañado de una promesa
¡Ojalá!, pueda verte Madre
Otra vez, en tu capilla trianera.

No hay comentarios: