LA MARISMA VUELVE A SOÑAR



La marisma se despierta
Mayo comienza a vivir
Anhelando oír rumores
De palmas, flauta y tamboril.

En primavera la marisma
Poco a poco se viste de fiesta
Recibiendo a miles de peregrinos
Que sueñan solo con verla.

Los cohetes van anunciando
La entrada de una hermandad
Que entre vivas, palmas y cantares
Cumplen su promesa un año más.

Ese lunes de mañana
Todo es emoción y alegría
Porque ya salió en procesión
La Reina de Andalucía.

Delante del santuario
Se ha formado un gran gentío
Mientras todos gritan a coro
Rocío, Rocío, Rocío.

Al atardecer el día
Todo vuelve a ser igual
Y en silencio la marisma
De nuevo, vuelve a soñar.



Era un día de invierno cuando soñando con esa alegre primavera se me vino a la cabeza este título y decidí desarrollarlo
(Invierno 95/96)