POR PROMESA LA AMISTAD


En una tarde serena y fría
El teléfono le avisó de nuevo
Su espera se volvió alegría
Dejando un breve lamento.

A través de un breve mensaje
Sencillamente él le pedía perdón
Ella sintió que no podría enfadarse
Aunque no obtuviera contestación.

Entre ellos, no podría haber enfado
Existía una razón más valiosa
Ella, no esperaba nada a cambio
Solo deseaba compartir sus cosas.

Escribía aquellos mensajes
Porque él, significaba demasiado
Lo que menos quería era molestarle
Solo decirle que, le sigue importando.

Le importa y se preocupa por él
Sin olvidarle ni un solo momento
Sencillamente, porque él fue
Para ella, un buen compañero.

Él, estuvo siempre a su lado
Con esa sinceridad que tanto valora
Porque sus gestos sigue recordando
Aunque ahora, se cambiaron las tornas.

Él, es una persona maravillosa
Seguramente, saldrá adelante
Aunque sea una etapa incómoda
Es joven y no debería desanimarse.

Ella, desea lo mejor para él
Pero hay cosas que tardan tiempo
Le pediría que no cambie su forma de ser
Solo debe ser optimista y estar sereno.

Le diría que no hay enfado
Sencillamente, ella sabe esperar
Le envía de corazón, un abrazo
Porque así, lo siente una vez más.

Si sigue recibiendo sus mensajes
Le diría que, solo necesita leerlos
Porque en la distancia él sabe
Tiene a alguien que sigue ofreciendo.

Una amistad sincera
Como aquel día primero
Únicamente, una promesa
Que no se rompe con el tiempo.


POR UNOS BONITOS OJOS NEGROS



Desde mi rincón marinero
Pensaba mirando el mar
En unos bonitos ojos negros
Que nunca podré olvidar.

Para no olvidarme de ellos
Tengo muchos motivos
Innumerables momentos
Que siempre llevaré conmigo.

Era de otoño una mañana
Cuando en Sevilla los conocí
Aquel día especial no esperaba
Que ellos se fijaran en mí.

Dijeron mi nombre despacio
Entendí entonces que me necesitaban.
Me sorprendí pero no pude evitarlo
Sin pensar, sería una vivencia grata.

Agradecidos por no ser rechazados
Me ofrecieron amistad verdadera
Pensando en ellos diría, son un encanto
Por haber estado siempre a mi vera.

Además de ser un encanto diría
Son serenos, sencillos y sinceros
Fueron soñadores aquellos días
Llenos de ilusiones y buenos deseos.

En esos bonitos ojos negros
Se reflejaban la bondad y la ternura
Parecían dos radiantes luceros
Iluminando la noche andaluza.

Después de tanto tiempo juntos
Me hablaron de una despedida
Hoy diría que para mí, son únicos
Porque dieron luz a mi vida.

Querían que los viera de nuevo
Una tarde serena de verano
No estaba para mí ese momento
Me hubiera gustado contemplarlos.

Pienso en ellos muchas veces
Porque aún significan demasiado
Dije te quiero porque lo merecen
Encontrarlos fue un bonito regalo.

Un maravilloso regalo
El mejor que he podido recibir
Estos versos a ellos están dedicados
Sencillamente, a su lado fui muy feliz.

Sin querer he sentido emoción
Al terminar de leer estos versos
Como siempre, escribo de corazón
Por unos bonitos ojos negros.



AZUCENA


Le conoció en el parque
Un hermoso atardecer
Cuando se dormía la tarde
Y la noche empezaba a caer.

Era su pelo largo
Negro como el terciopelo
Sus tiernos y rojos labios
Dulces como el caramelo.

Eran sus ojos verdes
Serenos como la mar
Y su sonrisa tan blanca
Como la luna al brillar.

De su hermosura
Él quedó prendado
Pensando que era una locura
Pero sin querer se había enamorado.

Despacio, acercándose a ella
Su nombre, susurrando preguntó
Será el que tú prefieras
Dulcemente le respondió.

¡Azucena, le dijo
así te llamaré!
Porque eres tan bella
Como el sol al amanecer.

Eran sus pequeñas manos
Suaves como una caricia
Cuando rozaba su pelo
Mientras él le sonreía.

En la noche oscura
Lentamente le pidió
Quisiera ser tu dueño
Y entregarte todo mi amor.

Sin mediar palabra
Ella, su boca besó
Diciéndole de esa manera
Mi vida, acepto tu petición.

Azucena amor mío
Dijo sintiéndose feliz
Serás de mi hogar la alegría
La flor más bella de mi jardín.

Azucena vida mía
Quisiera vivir junto a ti
Porque sin querer, me enamoré
Desde el momento en que te vi.

A sus bellas palabras
Tomándole la mano contestó
Quisiera compartir tus ilusiones
Y ser dueña de tu corazón.




ASI ES MI AMOR


La piel de mi amor
Es suave y morena
Y su mirada el espejo
Donde se mira la luna llena.

Negros como la noche
Son los ojos de mi amor
Dos luceros que al amanecer
Brillan como un rayo de sol.

Son sus manos
Finas como la seda
Cuando me acarician despacio
A la luz de las estrellas.

Son sus labios
Rojos como un clavel
Tiernos como la rosa
Cuando empieza a florecer.

Como el azúcar dulce
Tiene mi amor su sonrisa
De su pelo siento celos
Cuando lo acaricia la brisa.



SOMOS


Somos dos corazones
Que se aman de verdad
Que aunque estén distantes
No soportan la soledad
Porque ninguno de los dos
Se quieren separar
Somos dos pensamientos
Que no se pueden olvidar.

Somos dos corazones
Con un mismo sentimiento
Dos almas que sueñan
Amarse en todo momento
Para ser el uno del otro
Siempre su único dueño.