EN TRIANA ME ENAMORE

Paseando por Triana
Con tu mirada me encontré
Y al mirarte en silencio
De ti, sin querer me enamoré.

Era de primavera
Una mañana de abril
La brisa fresca traía aromas
De azahar, jara, clavel y jazmín.

Me enamoré sin querer
De tus bonitos ojos negros
De tu pelo meciéndose al viento
Y de tus dulces besos de caramelo.

Me enamoré sin querer
De tu suave piel morena
Cuando tomaste mis manos
Bajo la luz de las estrellas.

El día que te conocí
De mi mente nunca borraré
Porque una mañana de primavera
En Triana sin querer, me enamoré.



No hay comentarios: