PUEBLOS DE LA SERRANIA


Suelen ser pequeños y bellos
Con sus blancas casas de cal
Que relucen bajo el azul del cielo
En un día frío, claro e invernal.

Suelen estar enclavados
A la sombra de grandes montes
Algunos suelen guardar con encanto
Esas antiguas y legendarias tradiciones.

Suelen ser muy silenciosos
Coquetos en cualquier época
Llenando de gozo e ilusión
A todos los que por sus calles pasean.

Suelen ser muy silenciosos
Adornando sus calles y ventanas
A las que el sol contempla celoso
Cuando amanece cada nueva mañana.

En sus serenas plazuelas
Aún no ha perdido la niñez
La costumbre de jugar en ellas
Como en aquel tiempo que se fue.

En sus serenas plazuelas
Se guardan anhelos y sueños
De aquellos amores la inocencia
Que se marchitó con el tiempo.

En sus serenas plazuelas
Se escucha el rumor de una fuente
Mientras el corazón añora y recuerda
Esas vivencias que nunca se pierden.

Así son esos pueblos
Llenos de sencillez y bondad
Rincones de gentes que nacieron
Ofreciendo su paz y generosidad.

Rincones con un nombre común
Que une a nuestras ocho provincias
Tan diferentes aunque pertenecen al sur
Donde la luna reina al ocultarse el día.

Rincones con un nombre común
Que con su magia y alegría encierra
Únicamente que tienen el orgullo y la virtud
De nacer en esta bendita y amada tierra.