SOLEDAD

Llegó a su pequeño hogar

Como siempre de madrugada
Pero se entristeció al pensar
Que nadie, le esperaba a su llegada.

Era su pequeño hogar

Sencillo y muy acogedor
Tan solo le faltaba su presencia
Para poder entregarle su amor.

Al entrar en su alcoba

En silencio miró su fotografía
Y tomándola entre las manos
La besó despacio como cada día.

Sin mediar palabra

En el tocador la puso de nuevo
Mientras decía susurrando
Amor mío, olvidarte no puedo.

Sin mediar palabra

Miró su lecho vacío
Y entre frías sábanas
Poco a poco se quedó dormido.

Como cada madrugada

Otra vez soñó con ella
Con su serena y clara mirada
Con su piel sedosa y morena.

Como cada madrugada

Soñó que le entregaba sus besos
Que sentía esas caricias tan deseadas
Mientras rozaba su largo pelo.

Por un momento imaginó

Que ella, le decía te quiero
Que estaría siempre a su vera
Porque anhelaba ser su dueño.

Con los primeros rayos de sol

Despuntaba un nuevo día
Y al despertar como cada mañana
Lentamente, vio morir su alegría.

Que había perdido a su amada

Aún no había conseguido aceptar
Pero veía que el tiempo pasaba
Y él, seguía viviendo en soledad.



No hay comentarios: