PERDONAME

Todo comenzó sin querer

Una hermosa madrugada
Cuando paseando por la playa
Encontró de pronto su mirada.

Al mirar sus ojos verdes

Por un momento contempló
Que pedían con dulzura
Tan solo un poco de amor.

Por un breve instante

En silencio sus manos tomó
Y sonriendo muy despacio
Su largo pelo acarició.

Entre besos y caricias

Un suspiro se le escapó
Tras decirle cuando amanecía
¡Lo siento!, mi tiempo terminó.

Su corazón se entristeció

Al escuchar sus palabras
Pero...poco a poco se alejó
Y ella, no pudo hacer nada.

Sola y quieta en la arena

Una y otra vez se preguntaba
¿Por qué le dejaría marchar?
Si estar junto a él, necesitaba.

Mirando fijamente al mar

Una y otra vez se decía
¿Por qué le dejaría marchar?
Si es la ilusión de mi vida.

En la noche clara y serena

La luna en el cielo brillaba
Y su corazón olvidó la tristeza
Al verle de nuevo en la playa.

¿Qué haces aquí?

Ella, despacio preguntó
Y él, sin mediar palabra
Con un beso le respondió.

Perdóname, via mía

Le dijo casi en silencio
Mientras una lágrima caía
De sus bonitos ojos negros.

¡Qué no quisiera estar solo!

Tras marcharme comprendí
Por eso, hoy vengo a pedirte
Que vivas siempre junto a mí.

Mirándole fijamente

Ella, sonriendo murmuró
Quisiera aceptar, sencillamente
Entregándote cada día todo mi amor.

Llenos de emoción y alegría

Aquella noche cumplió su ilusión
Mientras el viento y la brisa
Con sus nombres, dibujaron un corazón.

Que estarían justos para siempre

Aquella madrugada prometieron
Cuando las olas, sencillamente
De espuma, escribieron un te quiero.


No hay comentarios: