RINCONES CON ENCANTO

Sábado veintisiete de noviembre
Amanece una mañana radiante
Sin darme cuenta, como siempre
Hace que me acuerde de ti un instante.

Decido pasar el día en Córdoba
Me gusta visitarla de vez en cuando
En cualquier época es hermosa
Amarla, el corazón no puede evitarlo.

Eran casi las cuatro de la tarde
Cuando de pronto, yegua a “las Tendillas”
Y aquella guitarra por soleares
Me dijo, “falta la voz entrañable de Andalucía”.

Escuché sencillamente dos veces
Ese breve y bonito toque flamenco
Pero.... hoy la ocasión merece
Que quiera contártelo en verso.

De aquel mágico paseo
Pasó más de una semana
Pero...no pudo ocultar el deseo
Tras escuchar sus dulces campanas.

En verdad, es un lujo y placer
Pararse a contemplar “la Giralda”
A mí, me resulta muy grato Manuel
Tararear tus letras al contemplarla.

Vinieron a la memoria como siempre
“Sevilla única” y “Recuerdo de niño”
Me gusta acordarme de ti, especialmente
Cuando lo digo, lo hago con cariño.

Córdoba y Sevilla suelen tener
Algo que en el alma se queda grabado
Su belleza y una coplilla pueden ser
El embrujo de sus rincones con encanto.





1 comentario:

Unknown dijo...

Este poema está dedicado a Córdoba y Sevilla