SEÑORA DE SEVILLA



Hoy, ha vuelto a pasar
Tras una larga espera
Por un instante volví a rezar
Despacio como por vez primera.

Hoy, he vuelto a contemplar
Esos ojos dulces y serenos
Que un jueves de madruga
Son para Sevilla un espejo.

Son un bonito espejo
Para el costalero fiel
Que solo pide al cielo
Poder llevarte otra vez.

Poder llevarte otra vez.
Después de una larga espera
Poder rezarte con esa fe
Que demuestra cada primavera.

Poder llevarte otra vez.
Porque así lo quiere el corazón
Siendo desde su bonita niñez
Sencillamente, una tradición.

Poder llevarte otra vez.
Porque así lo quiere el corazón
Siendo desde su bonita niñez
Único deseo y gran ilusión.

Dicen que tienes algo especial
Por ese gran gentío en tu arco
Acudiendo a ese emblemático lugar
Para ver tú salida año tras año.

Dicen que hay lágrimas de emoción
Siempre que sales de tu templo
Y sin saber cuál es la explicación
Un breve suspiro se lleva el viento.

Te dicen piropos en silencio
Mientras el corazón suspira
Bajo el manto oscuro del cielo
Que te nombró Señora de Sevilla.

 


No hay comentarios: