MADRUGADA ROMÁNTICA EN SEVILLA

Desperté en esta mañana radiante
Con un breve y sencillo deseo
Una vez más pretendo contarte
Mis vivencias con estos versos.

La noche de ayer se presentó
Un poco fría pero inolvidable
Despacio la madrugada llegó
Acordándome de ti por un instante.

Cuando dejé mi pequeño hogar
Las diez y media había dado el reloj
Soy una persona que no suele trasnochar
Pero lo vivido anoche francamente me encantó.

Desde la Plaza del Duque
Me dirigí hasta Plaza Nueva
Paseando como de costumbre
Admirando en estas fecha su belleza.

Desde Plaza Nueva me trasladé
Hasta los Alcázares y la Catedral
A la Plaza del Triunfo despacio llegué
Para vivir una hermosa madrugá.

Sucedió a las doce en punto
Sonaban las campanas del cielo
El corazón segundo tras segundo
Guardaba celosamente ese momento.

Sucedió a las doce en punto
Era víspera de la Inmaculada
Bajo un suave y lento murmullo
La tuna alegremente cantaba.

Traían flores y canciones
Para una bella celebración
Despertando recuerdos que esconde
Desde niña muy dentro el corazón.
  
Nunca he tenido la suerte de vivir
En la noche serena una serenata
Sencillamente solo me gusta sentir
Esa melodía que guarda el alma.

Madrugada romántica en Sevilla
Suenan coplas que hablan de amor
Haciéndote tararear esa bella melodía
Que aprendiste en cualquier ocasión.

Madrugada romántica en Sevilla
Regreso a mi hogar para soñar
Sin imaginar que el día traería
Un momento para poder recordar.

Regresé a la Catedral nuevamente
En esta tarde serena y festera
Para ver el baile de los Seises
Sencillamente por vez primera.






No hay comentarios: