LA ABUELA LOLA


Nació en un pequeño pueblo
De una bella tierra marinera
Entregándole su amor sincero
Porque tiene el alma minera.

Vivió bajo su cielo azul.
Suele decirse toda la vida
Trascurriendo su juventud
Por aquellas calles tranquilas.

Pasó esa etapa también
En la bella y grande Barcelona
Pero en el pueblo que la vio nacer
Se convirtió en madre y esposa.

Porque la vida cambia todo
Hoy vive en otro bello lugar
Una ciudad que la llenó de gozo
Cuando este año empezó a despuntar.


Recibió a mediados de enero
Una noticia para ella inesperada
Pero siempre ha sido su deseo
Aquel día de alegría se llenaba.

Su corazón impaciente
Solo esperaba el momento
Estando siempre pendiente
Hasta ver cumplido su sueño.

Su corazón impaciente
Solo esperaba el momento
Sería otra vez septiembre
Quien trajera el acontecimiento.

Aquella mañana de verano
Se llenó de ilusión otra vez
Sabía que estaba cercano
Y ese día, la podría ver.

Por la tarde tuvo en sus brazos
Una niña pequeña pero hermosa
Se volvió a ilusionar sin esperarlo
Al saber el nombre de “su rosa”.

Se llamaría igual que ella
No podría tener mejor regalo
Ni pasar un solo día sin verla
Aunque este lejos el barrio.

Ahora siente que le da vida
Piensa en ella, a todas horas
El corazón estos versos dedica
“A mi madre y abuela Lola.


2 comentarios:

Unknown dijo...

Es un poema dedicado a mi madre

Historia de las sevillanas dijo...

Emotivo poema dedicado a alguien muy especial...