AL TROVADOR DE SEVILLA



La casa de la moneda le vio nacer
Un radiante día de mayo, años veinte
Su adorada Sevilla le vio jugar y crecer
Se enamoró de Ella, apasionadamente.

Se enamoró de Ella, apasionadamente
Nombrándola siempre en sus alegres letras
Obra que permanecerá eternamente
En la historia de nuestra tierra.

Añoranzas Sevillanas, yo soy donante de flores
Sevilla de mi niñez, la rosa de mi Triana
Aquella Alameda, siempre con sus tradiciones
Piropeando continuamente a su Giralda.

Costaleros de Triana, Preguntadme
El pañuelo rociero, Una niña tuvo Sevilla
Su voz era inconfundible e inigualable
De gran corazón era gente sencilla.

Cuando yo muera, con Recuerdos de mi patio
Vámonos pá la Feria con en la puerta Correos
Creó gran admiración y un peculiar estilo
En las generaciones que le siguieron

Soñé con la Macarena, La camisa no me cosas
Ay de las plazuelas, Capataces en el cielo
La barca de Tomares es banda sonora
De un Trovador, al que nunca olvidaremos.

Aunque sea muy breve
Mi Tributo no podría faltar
Una Sevillanera que se siente
También de Sevilla enamorá. 









No hay comentarios: