SEVILLANA DE CORAZÓN

Mirando mis últimos poemas
Se despertó muy dentro del alma
El recuerdo de la pasada primavera
Guardando una vivencia muy grata.

Sucedió a finales del mes de abril
Para Sevilla tercer día de fiesta
Durante aquella tarde pude sentir
La ilusión que esta ciudad despierta.

Me encontraba aquella tarde abrileña
Entre esa reunión de buenos amigos
Sin querer fui anfitriona de la fiesta
El motivo muy breve, bello y sencillo.

Ese grupo de buenos amigos
Saben que me encanta Sevilla
Y aquella tarde me bautizaron
Con una chispa de manzanilla.

Salpicaron mi sereno semblante
Con esa bebida que llaman “rebujito
Y entre risas, palmas y cante
La noche llegó muy “despacito”.

Antes de la despedida
Una amiga me sacó a bailar
Decía que ella era “mi madrina”
Y francamente no me pude negar.

Aquel bautizo de mentirijilla
Provocó en mí una gran ilusión
Aunque no pertenezca a Sevilla
Me siento “Sevillana de corazón”.

Una vivencia personal aunque mi gente siempre me dice que no sabe a quién he salido...

No hay comentarios: