UNA ORACIÓN Y UNA VELA

Domingo catorce de enero
Despertó una mañana cualquiera
Fue diferente porque mis versos
Me hablaron de ti, poeta.

Solo por ese motivo
Fue un día especial
Al desconocer entrañable amigo
Que la tarde lo pudiera cambiar.

Aquella tarde serena y gris
Sucedió algo muy bello
Francamente me acordé de ti
Mientras vivía aquel encuentro.

Un breve y sencillo encuentro
Hoy, quiero compartir contigo
Aquella tarde recé en silencio
Mientras pensaba en ti, amigo.

Maestro, pensaba en ti
Al contemplar su mirada
Sin decir palabra me despedí
Mientras una oración le dejaba.

Después de mi breve oración
En voz baja le pedía
Sencillamente, de corazón
Salud, esperanza y alegría.

Salud, esperanza y alegría
Ese fue mi sincero deseo
Para que la Señora de Sevilla
Nos guíe en la vida, Maestro.

Sencillamente, deseo lo mejor
Siempre muchas cosas buenas
Aquel bonito encuentro terminó
Poeta, poniéndole una vela.

Una oración y una vela
Dejé al caer el anochecer
Acompañadas de una promesa
Únicamente, para volverla ver.

http://images.teinteresa.es/religion/visita-Papa-Alemania_TINIMA20110927_0348_3.jpg 
http://images.teinteresa.es/religion/visita-Papa-Alemania_TINIMA20110927_0348_3.jpg

No hay comentarios: