LA CAPILLA

Quisiera compartir contigo
Un pequeño y bello detalle
Que una amiga tuvo conmigo
Sencillamente, para felicitarme.

Quiso esta amiga felicitarme
Por el día de mi santo
Entregándome más tarde
Ese pequeño y bello regalo.

Me entregó una bonita capilla
Envuelta en un papel blanco
Me encantó solo al abrirla
Con su intenso color dorado.

Me encantó solo al abrirla
Gratamente me sorprendió
Encontré a la Pastora Divina
Madre y dueña de mi corazón.

Francamente puedo decir
Vivo una larga espera
Aunque la llevo dentro de mí
Hace dos años que no voy a verla.

Se ha escapado una lágrima
Tras escribir estos versos
Porque aún en la distancia
Mi corazón se siente rociero.

Quisiera ir a verla

Con la sencilla promesa de volver.

Una sencilla y humilde promesa
Porque volver es mi único deseo
Quisiera regresar otra vez a la aldea
Solo para decirle que la quiero.

Una copla rociera
Siempre llevaré en los labios
Gracias a esa capilla tan bella
Para rezarle y seguir soñando.


 

No hay comentarios: